TESTIMONIOS

2.png
foto novio saiendo ceremonia

Miki y Isabel

(10-09-2011)

        "Cuando empezamos a prepara nuestra boda, sabíamos que no seria fácil, muchas posibilidades se presentaban delante nuestro. Escoger las flores, el restaurante, los detalles para amigos y familiares, las invitaciones...Mucho era el trabajo y poco el tiempo disponible. Teníamos claro que tipo de fotos queríamos, naturales, reales y llenas de magia, pero sobre todo que no tuviéramos que estar constantemente mirando a cámara y siguiendo las directrices del fotógrafo. Fue con esta idea como una amiga nuestra nos presento a Carla y Cristian.

          Desde el primer momento vimos que era lo que buscábamos, su trato personal y su manera de hacernos ver como harían su trabajo, nos convenció totalmente. El día de la boda recordamos verlos una o dos veces durante la ceremonia y la celebración, hasta el final de la fiesta que vinieron a despedirse. En ese momento nos enseñaron alguna de las fotografías que habían tomado y fue aquí, cuando nos dimos cuenta que se nos estaban escapando las lagrimas, al ver el bonito trabajo que habían echo.

       Y aunque por motivos de trabajo, las fotos tardaron un poco más en llegar, dando lugar a tener que tranquilizar algún que otro familiar, el resultado final fue espectacular. Solo podemos decir, muchísimas gracias por todo."

1_edited.jpg
fotode novios besándose.jpeg

Rosi y Quim

(16-09-2017)

         "Desde un principio estuvimos mirando diferentes profesionales, para realizar las fotos de nuestra boda. Queríamos un poco de todo, fotos espontaneas y también fotos con la familia y, viendo cosas que nos gustaban y llamaban la atención, pero por norma general la relación calidad precio, se disparaba mucho. Buscábamos las fotos de ensueño pero no podíamos pagar ciertos presupuestos, hasta que recibimos el portafolios y el presupuesto de Carla y Cristian.


          Los conocíamos de la boda de un familiar nuestro, que se había casado el año anterior y nos gusto mucho las fotos de su reportaje. Su trato siempre fue muy cercano y agradable y, entendieron rápidamente que es lo que necesitábamos. Algo sencillo y especial a la vez, con las típicas fotos con la familia pero con un toque diferente, que hacen ver que no son tan típicas. A la hora de hacer los posados, nos demostraron su gran profesionalidad, escogieron los mejores lugares, la mejor luz y fue todo muy rápido, casi no nos dimos cuenta y eso fue de agradecer, porque lo que queríamos realmente era disfrutar de nuestro día con nuestra gente.

         Y aunque nos han insistido varias veces en que pensáramos en algún aspecto o momento que no nos hubiera gustado de su trabajo, aún no hemos encontrado nada que no nos gustara. Los recomendamos al 100%, quien los contrate, no se arrepentirán"